La única destugurización y renovación urbana duradera es la que promueva la propiedad entre los moradores de casas renovadas en sus barrios. Capitalizarlos de este modo significa incluir legal y financieramente a millones de familias, brindarles una nueva ciudadanía económica y hacer que la ciudad antigua recobre vida. ELIS impulsa el empoderamiento de los moradores antiguos, estimulándolos y capitalizándolos mediante los derechos de propiedad de las futuras casas que ahi se construyan.

Activación del capital

En el derecho romano la propiedad se entendía como un hecho perpetuo. La propiedad, en este caso la vivienda pasaba de generación en generación. La vivienda tenía como función casi exclusiva su utilización como vivienda. Se puede afirmar que este es un concepto de propiedad antiguo o tradicional.

Con el inicio de la modernidad este concepto de propiedad tradicional se transforma. La propiedad lejos de ser un hecho perpetuo adquiere, en ese periodo, un carácter dinámico. Se convierte en un activo intercambiable. De esta manera, la propiedad que antes tenía como única función la vivienda pasa a tener otras funciones, especialmente de carácter financiero. Esta transformación fue posible gracias a la existencia de un sistema de propiedad eficiente.
Si bien dicho sistema existe en casi todos los países es altamente ineficiente en gran parte de ellos. En aquellos países con sistemas de propiedad ineficientes estos sirven casi exclusivamente para fines de control tributario de parte del Estado.

Por ejemplo: el caso de los registros públicos en la ciudad del  Cairo, donde lo que hallamos es un sistema de propiedad organizada de manera ineficiente que solo entienden los funcionarios que allí laboran.
Para nosotros, en ELIS, un sistema eficiente de propiedad es aquel que utiliza mecanismos de estandarización. Es decir que para fenómenos similares se plantean soluciones y mecanismos parecidos. En los sistemas de propiedad el mecanismo de estandarización por excelencia es el título de propiedad. Un buen título de propiedad es aquel que logra representar adecuadamente las características económicas del activo físico real, en base a sus rasgos jurídicos y económicos. Gracias a la buena calidad del título éste termina convirtiéndose en el activo mismo pues es el título el que se negocia de manera ágil en el mercado inmobiliario.

Además de darle dinamismo al mercado inmobiliario, el título permite la rastreabilidad del activo físico. Es decir, da cuenta de dónde y en qué condiciones se encuentra el activo físico real.

En ELIS sabemos que el capital se activa cuando se crea un sistema de propiedad y de titulización eficientes que permitan representar adecuadamente el bien físico permitiéndole una utilidad de la que carecía, una utilidad de carácter económico.